Descubre las vías verdes accesibles

Las vías verdes nos permiten disfrutar de la natura y el turismo de manera cómoda y atractiva; actualmente ya están adaptadas al acceso para todo el mundo.

La mayoría de estos itinerarios tienen su origen al siglo XIX, cuando se creó una red ferroviaria con el objetivo de comunicar los diferentes pueblos de las comarcas gerundenses y de la Costa Brava.

Hoy en día, estas antiguas infraestructuras ferroviarias se han convertido en rutas cicloturistes y senderistas reconocidas, e incluso algunas de ellas garantizan la accesibilidad de cualquier usuario, facilitando su uso a personas con silla de ruedas o también a personas ciegas o con baja visión. Estamos hablando en total de 120 km de rutas accesibles, que se pueden consultar en la página web de las Vies Verdes de Girona.

Estas rutas accesibles para todo el mundo las encontramos en la zona de las comarcas gerundenses y cada una de ellas regala a todos sus visitantes magníficos paisajes y lugares.

Primer tramo pera discapacitados visuales com aplicación vinculada

Estos cauces de comunicación autónoma además de estar reservadas únicamente para desplazamientos no motorizados, han sido desarrolladas en un marco integrado, respetando el medio ambiente y cumpliendo con las condiciones de anchura, pendientes y calidad superficial adecuadas para garantizar una correcta convivencia, seguridad y accesibilidad a todos los usuarios, sea cual sea su capacidad física.

Otra prueba de esta condición es la adaptación de varios tramos de vías verdes para personas con discapacidades visuales.

En estos tramos se ha instalado un zócalo-guía para seguir la ruta con el bastón, y señalización vertical con información en sistema braille. Además, se ha desarrollado una aplicación accesible con información muy completa sobre la ruta, la historia de las vías verdes y el patrimonio natural y cultural del entorno. La aplicación móvil tiene el nombre de “Vies GI accessibles” y se puede descargar gratuitamente en cuatro idiomas

Por ahora solo hay dos pequeños tramos adaptados, de Girona en el Parque Tecnológico, y uno de más largo a la Ruta del Hierro y del Carbón. El objetivo pero, es seguir trabajando para facilitar disfrutar de las rutas y sus recursos paisajísticos y ambientales al número más grande de personas y posibilitarlos la máxima autonomía posible.

Vía Verde por la Garrotxa

A Girona hay dos tramos de vía verde que siguen el recorrido del antiguo ferrocarril: el primero, se encuentra en la Garrotxa y recorre la zona volcánica de la comarca, la cual constituye el mejor ejemplo de paisaje volcánico de la Península y uno de los más destacados de Europa.

Esta vía permite adentrarse dentro del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, un espacio lleno de especies y vegetación exuberante. Algunos de los sedes itinerarios permiten disfrutar de los más emblemáticos conos volcánicos de la zona y de la reconocida Fageda d’en Jordà.

El punto más alto de esta vía se sitúa al cuello de en Bas, a 558 metros sobre el nivel del mar y permite conocer otros muchos parajes de gran importancia paisajística, ecológica y cultural.

Rutas el Carrilet

Por la otra banda, encontramos la ruta del Carrilet de Sant Feliu de Guíxols. Partiendo desde la ciudad de Girona, su itinerario se caracteriza por la suavidad de pendientes y curvas.

Este trazado de casi 40 km, permite ver diferentes lugares y disfrutar en primera persona de bellos parajes mediterráneos del Baix Empordà hasta llegar a las magníficas playas de la Costa Brava.

Sant Feliu de Guíxols, del mismo modo que otros muchos pueblos y ciudades costeras, ofrece un gran abanico de actividades lúdicas, culturales, gastronómicas y deportivas. A través de este itinerario se pueden conocer un gran abanico de playas encantadoras que constituyen uno de los tesoros paisajísticos más importante de Cataluña: la Costa Brava.

Además de estas dos rutas, las cuales reciben el nombre de Carrilet porque antiguamente circulaban trenecitos por una vía muy estrecha, también hay otra vía verde en la zona del Gironès. Esta vez, el itinerario, conocido como Ruta del Hierro y del Carbón, nos transporta a un pasado industrial. En este caso se hace alusión a la importante tradición de la fragua, al Bajo Ripollès, y a la extracción de carbón de las minas de Ogassa.

Con un total de 15km y resiguiendo el trayecto que hacía antiguamente el tren, podemos llegar desde Ripoll hasta Ogassa, pasando por Sant Joan de les Abadesses.

Sarrià de Ter i Ruta del Tren Petit

Además de estas tres rutas accesibles, hay dos más que también son aptas para cualquier usuario: La Ruta de Girona en Sarrià de Ter, que cuenta con 4,5km, y la Ruta del Tren Pequeño con 6km.

La primera de estas representa el inicio de la futura ruta que conectará Girona con Banyoles, llegando al límite de la comarca del Pla de l’Estany y recuperando así el antiguo recorrido del tren Pinxo.

En cuanto a la Ruta del Tren Pequeño, el itinerario une Palamós con Palafrugell pasante por el antiguo recorrido del tren pequeño mientras permite a sus visitantes explorar los magníficos paisajes del Empordanet.

Fotos: Patronat de Turisme Costa Brava Pirineu de Girona