SOMTOTS
En un día soleado, en el Parque de los Olores de Celrà, una guía invita a un grupo de seis mujeres de entre 70 y 90 años a oler y probar flores de salvia. Imagen de Diego Espada.

El Gironès, una comarca amable para todos

En un día soleado, en el Parque de los Olores de Celrà, una guía invita a un grupo de seis mujeres de entre 70 y 90 años a oler y probar flores de salvia. Imagen de Diego Espada.

El Gironès es una comarca de transición situada entre el Pirineo y el mar. Es un territorio con un alto valor paisajístico, una oferta variada de actividades lúdicas y deportivas en la naturaleza y un gran legado de patrimonio, comercio, servicios y cultura. La capital, Girona, es una ciudad con historia, pero también moderna, cosmopolita y amable para todos aquellos que la visitan.

Parte de esta oferta la podéis descubrir en Els sentits de la descoberta (Los sentidos del descubrimiento), el libro digital de experiencias inclusivas en la Costa Brava y el Pirineo de Girona, en el que varios anfitriones del territorio con distintas capacidades nos guían por la experiencia. La publicación incluye materiales audiovisuales con el testimonio de dichos anfitriones y también de las entidades turísticas y los profesionales del sector que trabajan por el turismo inclusivo. Todos los materiales audiovisuales incluyen subtítulos en castellano e interpretación en LSE. Bienvenidos al Gironès.

Experiencias en la naturaleza

El Parque de los Olores de Celrà es un jardín visitable de plantas aromáticas, medicinales y culinarias. Podéis descubrir hasta 87 especies diferentes. El parque está rodeado de bosque y es una experiencia de colores, gustos, aromas y texturas. Alrededor del jardín, hay un camino terapéutico, un sendero formado por diferentes elementos naturales. Si lo recorréis descalzos, disfrutaréis de un masaje podal que estimulará vuestro sistema inmunitario. La propuesta, además, se adapta al turista, en este caso, un grupo senior que goza del slow tourism, un tipo de turismo lento y sostenible que propone viajar con tranquilidad, sin prisas y saboreando el destino.

Si lo que queréis es desconectar, Ca n’Heras d’Adri os ofrece un espacio sin televisión ni cobertura para los dispositivos móviles, un alojamiento rural con una historia en cada rincón y un restaurante de cocina de proximidad. Todo ello en un espacio rodeado de viñedos, bosques y campos de cultivo. Un edificio del siglo XII pensado para disfrutar del placer de desconectar.

En Ca n’Heras d’Adri, una mujer de unos 75 años con albornoz se dispone a entrar en un jacuzzi de piedra natural rodeado de plantas de hoja verde y velas encendidas. Imagen de Diego Espada.

Y si queréis reconectar con la naturaleza y con vosotros mismos, no os podéis perder un baño de bosque en Vall de Llémena, una actividad de Aromes del bosc. Estar en el bosque, sentirlo y formar parte de él produce una sensación de bienestar y felicidad muy beneficiosa para la salud. Podéis vivir la experiencia en caminos con poco desnivel y libres de obstáculos.

Experiencias urbanas

La capital de la comarca, Girona, es una ciudad actual y dinámica, una ciudad que no renuncia a su pasado y que mira hacia adelante, hacia el futuro. Es una ciudad amable con todos sus visitantes. La web del área de Turismo dispone de un apartado específico sobre turismo accesible en la ciudad.

En Girona, hay que visitar la muralla, el barrio judío, el casco antiguo, la catedral, los baños árabes, la basílica de Sant Feliu, el parque de la Devesa y ¡tantas otras cosas! Hoy destacamos la Casa Masó, la casa natal del arquitecto Rafael Masó, uno de los arquitectos catalanes más importantes del siglo XX. Es la única de las casas del Onyar que se puede visitar y cuenta con un ascensor que hace posible el acceso a personas con movilidad reducida y/o personas usuarias de silla de ruedas.

En la Casa Masó, dos mujeres de entre 70 y 90 años contemplan las vistas de Girona desde una ventana que da al río Onyar. Imagen de Diego Espada.

Varios colectivos organizan visitas guiadas por la ciudad. Dos ejemplos son la Asociación de guías de Girona, que adapta los itinerarios a las necesidades de los visitantes para que todo el mundo pueda disfrutar de la ciudad, y Girona Guide Services, que organiza una visita por los escenarios de la serie Juego de Tronos con detalles y anécdotas de los rodajes. La visita se puede pedir con apoyo de tabletas y servicio de interpretación en lengua de signos.

Acabamos este rápido recorrido en el Hotel Casa Cacao, un proyecto del Celler de Can Roca. El Hotel Casa Cacao es un hotel, un obrador de chocolate y un espacio de degustación. Cuenta con habitaciones adaptadas con puertas amplias y baños adaptados. Y en la terraza, podéis disfrutar de magníficas vistas al casco antiguo de Girona.