SOMTOTS

Empatía, transparencia y capacidad de adaptación, el secreto de una buena atención turística inclusiva

Captura de un momento de la jornada formativa, con los cinco ponentes y los representantes del Patronato compartiendo pantalla. En el extremo inferior derecho, hay una intérprete de lengua de signos.

Sesenta profesionales del sector turístico de las comarcas de Girona han participado en la jornada formativa “Atención turística para todos” organizada por Turismo Inclusivo y Senior del Patronato de Turismo Costa Brava Girona. La jornada, dentro del programa formativo Turismo 360º, se enmarca en el Plan de Acciones y Objetivos 2021 del Patronato y se ha ofrecido con interpretación en lengua de signos catalana. Durante la sesión, cinco personas con distintas discapacidades han compartido su experiencia turística y han dado algunos consejos de atención a los profesionales del sector.

Accesibilidad humana y empática

Isaac Padrós, presidente de Multicapacitats, una asociación gerundense que agrupa personas con distintas discapacidades y sin ellas, ha hablado del derecho universal del acceso al disfrute y al turismo. Se ha referido a una accesibilidad “arquitectónica, digital y comunicativa”, pero, sobre todo, “humana y empática”. Padrós, que tiene una discapacidad visual, ha reclamado sitios web turísticos accesibles para que todo el mundo pueda acceder a la información. Y ha añadido: “Cuando viajo, echo de menos mucha información específica sobre cómo dirigirse a las personas con discapacidad, cómo atendernos para hacernos sentir bien como a cualquier otro”.

Isaac Padrós practicando kayak de mar en la Costa Brava. Imagen de MultiSignes.
Isaac Padrós practicando kayak de mar en la Costa Brava. Imagen de MultiSignes.

Información pública y fiable

Ha insistido en esta idea Josep Planiol, miembro de la Junta Directiva de Grup Mifas y usuario de silla de ruedas. Ha comentado que el personal que atiende al visitante debe tener una formación específica, tiene que estar bien informado, debe conocer qué recursos ofrece el establecimiento y tiene que saber adaptarse al cliente. “Si preguntas si tienen un lavabo accesible y te contestan que la puerta mide más de 80 centímetros, cosa que quiere decir que podré acceder en silla de ruedas, que hay barras y espejos a mi altura, eso genera confianza”. Planiol también ha destacado que es muy importante que la información sobre accesibilidad sea pública y fiable.

Lenguaje claro y comprensible

En este sentido, Yolanda García, psicóloga del servicio de acogida del área de adultos de la Fundación Ramon Noguera, ha pedido un lenguaje sencillo, claro y comprensible a los operadores turísticos y ha insistido en la idea del turismo inclusivo: “Todos queremos lo mismo: pasar un buen rato y que nos ofrezcan el apoyo que necesitamos para disfrutarlo como los demás”. La Fundación Ramon Noguera atiende a personas con discapacidad intelectual. Respecto al trato que reciben los usuarios de la entidad cuando realizan salidas lúdicas, García ha dicho que hay que romper el estigma que existe alrededor de este colectivo: “Son personas adultas, con los intereses y las aficiones de cualquier adulto. Hay que dejar de infantilizarlos y de sobreprotegerlos”.

Un grupo de adultos de la Fundación Ramon Noguera de visita a Empúries en 2019. Imagen de la Fundación Ramon Noguera.
Un grupo de adultos de la Fundación Ramon Noguera de visita a Empúries en 2019. Imagen de la Fundación Ramon Noguera.

Pictogramas y lectura fácil

Sara García, gran viajera con una discapacidad auditiva, ha hablado de la necesidad de ofrecer información visual, con pictogramas, fotografías o lectura fácil. Como ha explicado, los carteles la ayudan a orientarse cuando viaja, y hace buen uso de las fotografías cuando va a un restaurante, por ejemplo. Ha comentado, también, que actualmente hay muchos materiales turísticos digitales que se podrían adaptar en lengua de signos. Y ha abogado por que el personal turístico aprenda nociones de esta lengua. También ha propuesto la instalación de avisadores luminosos en los establecimientos turísticos. Estos aparatos convierten los sonidos en señales de luz o vibración que hacen que la persona sorda acceda a la información de las señales sonoras (el timbre de la puerta o del teléfono, una alarma, etc.).

Buceo inclusivo y emocional en Lloret de Mar

La jornada se ha cerrado con la intervención de Roger Mandri, de la Asociación Catalana de Buceo Emocional y Adaptado ACBEA. Mandri, instructor de submarinismo, sufrió una lesión medular. Después de una larga recuperación, en 2017 fundó ACBEA. La entidad ofrece actividades relacionadas con el buceo para personas con discapacidad, pero no por eso “hablamos diferente ni damos una atención excesiva”, ha comentado. Según Mandri, es importante adaptar la actividad y es básico llevar a cabo una tarea previa de conexión con el cliente. En el caso de ACBEA, la experiencia se dirige a la persona, se trabajan las sensaciones y la percepción del entorno y, finalmente, se vive la experiencia de la manera más adecuada. “Enseñamos a gestionar los miedos. Las personas que vienen están en fase de superar la experiencia que han vivido. (…) Cada uno pone su límite”.

La participación de Mandri ha dado respuesta a las empresas del sector subacuático asociadas al Club de Naturaleza y Turismo Activo del Patronato, muy interesadas en conocer la experiencia y en formarse para ofrecer actividades subacuáticas inclusivas.