SOMTOTS

Vive el doble

Arriba, una panorámica de una cordillera pirenaica, con diferentes tonos de verde y niebla en los valles. Imagen de Eduard Sánchez Ribot. Debajo, una panorámica de una pequeña cala de la Costa Brava con barcas en la arena. En el agua, tres kayaks bordean la costa escarpada. Imagen de Oscar Rodbag.

¿Eres de playa o de montaña? ¿De ciudad o de pueblo? ¿Te gustan las actividades de mar o de nieve? ¿Prefieres aprender o divertirte? ¿Estar activo o tranquilo? ¿Con pareja o con amigos? Estás de suerte. No es necesario que renuncies a nada, porque en la Costa Brava y el Pirineo de Girona lo tienes todo.

Ciudades y pueblos pequeños con encanto

Entre las montañas del Pirineo y el mar de la Costa Brava, está la comarca del Gironès. Si te gusta la vida urbana, no puedes perderte Girona. La ciudad te ofrece los atractivos de una capital viva y activa, con un importante patrimonio histórico y cultural para disfrutar sin prisas. En el sitio web de Turismo Girona, podéis consultar un amplio apartado sobre turismo accesible, con información de itinerarios y recursos accesibles en la ciudad.

En plena Costa Brava, el Baix Empordà es la comarca de las calas y los acantilados, de las islas Medes y la sierra del Montgrí. Naturaleza en estado puro en medio de villas medievales llenas de encanto. Es un ejemplo de ello Pals, que conserva uno de los recintos góticos más bonitos y bien conservados del Empordà. El centro histórico dispone de un itinerario accesible con rótulos informativos en Braille. El Baix Empordà ha impulsado el Plan de Accesibilidad Turística, con un portal web totalmente accesible y un apartado con propuestas para todos.

Una vista general de la sala principal de la exposición del Museo de la Pesca de Palamós, acreditado por el Plan de Accesibilidad Turística del Baix Empordà. En la parte central, destaca una gran barca de pesca de madera con una gran vela de color amarillento. Imagen de Javi Cabrera.
Una vista general de la sala principal de la exposición del Museo de la Pesca de Palamós, acreditado por el Plan de Accesibilidad Turística del Baix Empordà. En la parte central, destaca una gran barca de pesca de madera con una gran vela de color amarillento. Imagen de Javi Cabrera.

Mar y montaña

En el Pirineo de Girona, en la Cerdanya puedes disfrutar del turismo cultural, descubriendo las claves de sus iglesias románicas, o del turismo deportivo, practicando un amplio abanico de deportes de montaña. En invierno, el esquí es el rey. En verano, el senderismo y las actividades en bicicleta o handbike son las protagonistas. El centro neurálgico de las propuestas inclusivas es el Centro de Deporte Adaptado de La Molina, gestionado por la asociación Play & Train, que permite disfrutar de actividades deportivas recreativas o de competición a las personas con discapacidad y sus familias. La capital de la comarca, Puigcerdà, dispone de distintas rutas culturales y espacios sin barreras arquitectónicas. Es el caso del lago de Puigcerdà o del parque Schierbeck.

El Alt Empordà es la tierra de la tramontana. Tiene grandes playas de arena y pequeñas calas rocosas, y paisajes naturales protegidos como los Aiguamolls del Empordà o el cabo de Creus. Destaca también el legado artístico de Salvador Dalí. En la capital, Figueres, se ofrece una amplia variedad de visitas guiadas, algunas con servicio de interpretación en lengua de signos. La comarca también respira historia. Empúries es el yacimiento arqueológico grecorromano más importante de Catalunya i trabaja para garantizar el acceso a todo el mundo, con itinerarios adaptados, así como signoguías y audioguías con bucle magnético.

Turismo activo y patrimonio

Otro yacimiento, en este caso neolítico, está en la comarca del Pla de l’Estany. El Parque Neolítico de la Draga te espera con visitas que se adaptan a las capacidades, edades y niveles formativos del público interesado. Si un espacio destaca en la comarca, es el lago de Banyoles, un espacio natural que dispone de zonas de baño accesibles. Si prefieres pasear, la vuelta al lago es accesible para personas con movilidad reducida. Y en las aguas tranquilas del lago también puedes practicar kayak. Caiac i Natura adapta la actividad a las capacidades de quien la quiera hacer. Muy cerca del lago, encontrarás el restaurante de la Fundación Autismo Mas Casadevall, donde podrás disfrutar de una cocina de proximidad con valor social. El Pla de l’Estany demuestra una gran sensibilidad por las personas con discapacidad cognitiva o con afectaciones de salud mental. Otras entidades que trabajan en el territorio son Junts i Endavant, Fundació Estany o Granés Fundació.

Bajo el agua, una chica practica la actividad de buceo emocional. La acompaña su instructor, que con un gesto con una mano le indica que todo va bien. Imagen de Diego Espada.
Bajo el agua, una chica practica la actividad de buceo emocional. La acompaña su instructor, que con un gesto con una mano le indica que todo va bien. Imagen de Diego Espada.

En Lloret de Mar, en la Selva, puedes practicar submarinismo adaptado de la mano de ACBEA, la Asociación Catalana de Buceo Emocional y Adaptado. En Blanes, te espera una joya sobre el mar con más de 4.000 especies vegetales: el jardín botánico Marimurtra, cuyo recorrido está adaptado para personas con movilidad reducida. Y respecto al patrimonio industrial, en Anglès, la Burés conserva la única máquina de vapor de finales del siglo XIX de Europa. El edificio industrial se mantiene prácticamente como el original, solo se han hecho algunas modificaciones para facilitar el acceso a personas usuarias de silla de ruedas.

Furor volcánico y cobijo espiritual

Más de cuarenta conos volcánicos te esperan en la Garrotxa. Forman el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. Hay diferentes opciones para visitar este espacio natural. El parque pone a disposición de los guías que trabajan en el lugar una silla joëlette para facilitar el acceso a personas con movilidad reducida. Natura y magia realiza distintas actividades inclusivas para descubrir el parque. Y si prefieres la bicicleta, el Centro Logístico de Bicicletas en Les Preses te da varias opciones,  desde handbikes a tándems, para conocer los paisajes a través de la vía verde accesible. En la capital, Olot, puedes visitar el recién inaugurado Espai Cràter, con accesos y espacios adaptados.

En el cielo, un globo de Vol de Coloms, que dispone de cestas adaptadas, sobrevuela el paisaje volcánico de la Garrotxa. Imagen de Laurence Norah.
En el cielo, un globo de Vol de Coloms, que dispone de cestas adaptadas, sobrevuela el paisaje volcánico de la Garrotxa. Imagen de Laurence Norah.

El Ripollès te invita a descubrir un espacio de peregrinaje, calma y tradición a casi 2.000 metros de altura: el Santuario de la Virgen de Núria. El santuario dispone de un elevador que facilita el acceso a personas usuarias de silla de ruedas. También son accesibles los trenes cremallera, el único acceso a Vall de Núria. La estación dispone de una audioguía gratuita. La capital de la comarca, Ripoll, es la cuna de Catalunya. Para conocer su historia, no os podéis perder la visita al Museo Etnográfico, que ha estrenado audioguía y signoguía.

Una cocina tradicional e innovadora, la ruta del vino de DO Empordà, salud y bienestar, cultura, ocio… al alcance de todos. En la Costa Brava y el Pirineo de Girona encontrarás de todo, vivirás el doble.